OpErAcIóN TúNel CaRpIaNo ( Usuario silla de Ruedas)

Desde hace años llevo sufriendo molestias en mis muñecas y manos, sobre todo se me dormían en cualquier momento del día con una sensación verdaderamente molesta. Os podéis hacer una idea, por ejemplo si tienes que usar tus manos para todo, sobre todo para impulsar la silla, hay días que te limita mucho para cualquier actividad que quiera realizar.

Tras pasar por masajistas, tratamientos pasivos y no conseguir nada a largo plazo, tomé la decisión de operarme, por lo general todos tenemos ese miedo a pasar por el quirófano pero en mi situación tenía un miedo extra por el hecho de que si salía algo mal eran mis manos y eso era jugar con fuego.

Busqué información y la verdad no encontré ningún caso parecido al mío cercano de usuario de silla de ruedas que pudiera darme información por la operación y poder tener un referencia buena al respecto de primera mano, en general solo tenía referencia de personas que no eran usuarios de silla de ruedas.

La primera decisión que tuve que tomar era por qué mano empezar ya que tenía las dos manos tocadas, mi primer pensamiento era operarme las dos manos a la vez pero ese pensamiento me lo quitaron en la primera cita con el cirujano por diversas causas. Al final decidí empezar por la que más uso: la derecha. Es de la mano que voy a hablar en este post.

La operación se realiza con anestesia local y normalmente salvo que haya alguna complicación en unas horas te mandan a casa. Como podéis imaginar aquí llega el primer problema, el vendaje es bastante voluminoso y te limita cualquier movimiento de la muñeca, empujar la silla, transferencia etc. Los primeros problemas son bastante claros y necesitaba ayuda externa para hacer las necesidades básicas: vestirme, pasarme a la silla, sondajes etc.

En mi caso los dos primeros días después de la operación fueron bastante molestos e incómodos, sobre todo en la limitación de movimientos, por lo general tienes una sensación de mucha debilidad en la muñeca y sensación como que algo te falta ahí dentro.

Pasados unos días de la operación (seis días concretamente) visité de nuevo al cirujano y me quitó el vendaje que tanto me limitaba al ver que la cicatriz tenía buena pinta.

Sin vendaje la movilidad es bastante buena, aunque al tener un parche sobre la cicatriz todavía con puntos te sigue limitando. Hasta pasado 10 días de la operación no empecé a hacer transferencias yo mismo por el miedo y dolor que todavía me producía apoyar la mano.

Los puntos me los quitaron 13 días después de la operación, desde ese momento voy perdiendo los miedos que todavía me quedan y empiezo a hacer más fuerza con la mano aunque todavía no me responde como antes de la operación.

En la quinta semana de la operación me reincorporé de nuevo al trabajo aunque todavía había movimientos molestos que el médico me comentó irán remitiendo transcurridos algunas semanas/meses.

Transcurridos 7 semanas desde la operación puedo decir que el resultado de la operación pinta bien, no se me ha vuelto a dormir la mano y no he tenido aquellos dolores mañaneros que tanto me molestaban, todavía la zona de la cicatriz está sensible y algunos movimientos me dan un poco de miedo, algo normal.

Si todo sigue en esta línea, volveré al médico hacia verano para operarme de la mano izquierda sin duda ya que quitar esa molestia es una gran libertad.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s